Saludos a  todos nuestros amigos de Fundacion ServYr. Aquí mostramos como se puede progresar si ponemos nuestro tiempo y esfuerzo!
¿Este correo electrónicono no se ve correctamente? Ver en el navegador.


Fundacion ServYr

En 1999:

Rosa María (a la derecha, cargando a su hermana menor) con familia y amigos frente su casa de bahareque. Estos jóvenes, hijos de campesinos analfabetas tienen que caminar más de dos horas por sendero de montaña para llegar a la carretera más cercana. 

En 2007:

Rosa María (centro), con la misma hermanita María (izquierda), preparando una tarea para la escuela con su compañera de liceo Heidi. Las tres muchachas participan en nuestro programa de becas escolares. Desde hace muchos años, Heidi y su mamá Petra nos han ayudado a distribuir útiles escolares subsidiados para los estudiantes de bajos recursos de esta comunidad.

En 2011:

Rosa María (derecha) y Heidi en la ceremonia de graduación de su liceo – ¡las primeras en sus familias en tener título de bachiller! Ambas jóvenes están inscritas, con nuestro apoyo, en la universidad en la cercana ciudad de Cumaná.
Transformando vidas -- generación en generación --
 
Cuando llegamos a este retirado valle en 1977, los padres de estos niños eran niños pequeños, nacidos en grandes familias analfabetas cuyas jóvenes apenas estudiaban los primeros años de primaria. Por lo general las mujeres jóvenes no sabían ni leer ni escribir y daban a luz cada uno o dos años,  quedando embarazadas a los catorce o quince años de edad. El aborto espontáneo (no inducido) y la mortalidad materna e infantil eran parte de la vida. Era común para una madre de treinta años tener seis o más hijos, habiendo perdido varios en el camino.  
 
Hoy en día la mayoría de las familias en el valle tiene dos o tres hijos.  A toda mujer y a cada familia ofrecimos acceso a la planificación familiar, y la gran mayoría la practica. Ahora, las niñas adolescentes típicamente se dedican primero a sus estudios, esperando para tener sus hijos después. Las tres fotos arriba demuestran claramente el cambio en el transcurso de una generación. Hemos conocido a la mayoría de nuestros estudiantes desde que nacieron. En el tiempo que hemos vivido y trabajado aquí, la mayor parte de una generación de campesinos tradicionales ha fallecido, y varias generaciones nuevas han crecido, tenido hijos, y asumido posiciones de liderazgo en la comunidad. Hace sólo veinte años, mujeres jóvenes de la edad de Rosa María y Heidi, en las fotos 2 y 3, probablemente habrían estado ya embarazadas. Hoy en día esto es raro—se le da prioridad a la educación
 
Invirtiendo en Capital Humano ¡ PRIMERO y SIEMPRE !
 
Aprendiendo de nuestra experiencia de más de treinta y cinco años viviendo y trabajando en este retirado valle, donde el único acceso es a pie, hemos desarrollado nuestra Récipe para una Comunidad Próspera. Invertimos directamente en la gente en tres pasos progresivos que benefician poblaciones de alta fertilidad y bajos recursos tal y como ellos mismos desean.

1.  Estabilizar la Familia con servicios de planificación familiar y educación en salud sexual y reproductiva – ¡vea lo rápido que responden las familias!
2.  Enfocar en la Educación, especialmente para niñas y mujeres jóvenes -- becas estudiantiles, formación de maestros, apoyo a la escuela pública.
3.  Desarrollo Comunitario – reunir la gente para trabajar hacia metas realistas y populares.
 
Pero el Progreso necesita más que un Plan.
Toma Tiempo y requiere Compromiso sostenido a través de Generaciones.

Los años nos han enseñado que no hay atajos, que el verdadero cambio es creciente y sostenido. Sin embargo, el efecto acumulativo a través del tiempo – incluso en una generación – ha sido dramático. Ha habido progreso social, notable y perdurable.
 
Sin el apoyo de personas como Ustedes, esto no habría sido posible.
 
Por favor siga ayudándonos a transformar vidas en esta alejada y necesitada región de Venezuela. Nuestra metodología está comprobada y funcionando, y puede ser extendida y reproducida CON SU APOYO. Es simplemente una cuestión de recursos.
 
 Piense globalmente, actúe localmente – El mundo cambia.
              ¡¡¡Somos prueba en vivo!!!
Por Favor, su ayuda financiera se puede depositar
directamente en nuestra cuenta:


 Fundación ServYr
Banco BanCaribe
Cuenta Corriente
# 0114-0521-57-5210055470
Cumaná, Edo. Sucre
Venezuela


  


"Cuando soñamos solos, es solamente un sueño.
Cuando soñamos con otros,
es el comienzo de la realidad."


          Dom Hélder Cámara

Contáctenos por teléfono o correo electronico.

Steven Bloomstein
Apartado 295
Cumaná,  Edo. Sucre 6101-A,
TLF:   58-293–4311935
           58-414-7761729
 

Correo Electronico:
fundacionservyr@gmail.com